sábado, abril 05, 2014

llamamiento


El mundo golpea ante mis puertas
No soy la que tiene voz
no soy más la que quiere hablar
el lado interno de las puertas se llena de grietas
bellísimos arabescos
que cifran un mensaje secreto.
No.
quedan mudos.
La voz del mundo me ha ganado por encima
me golpea, pide a gritos mi voz
me exije: ¿dónde estás?
¿dónde tus palabras tan sabias?
¿dónde lo que creías de pura fe?
¿dónde lo que amabas a flor de piel?
Lo he olvidado,
gimo,
nadie oye.
¿dónde la fuerza vital?
¿dónde tus ganas de romper?
¿dónde la historia que trazabas?
Las he destrozado,
lloro,
nadie oye.
¿cuándo te pusiste tan llorona?
¿cuándo te dejaste ganar?
¿cuándo te enterraste tras las puertas?
Siempre,
siempresiempresiempre
he estado escondida tras las puertas

Y mientras las preguntas tironean mi ropa-
arrancan mi carne-
deshuesan mis ideas-
cortan raíces a mis sueños -
surge la pregunta
Por qué siempre
La culpa
la carga de querer, de no querer
de amar, de no amar,
de pensar y de no querer pensar más
de estar dentro con toda la pasión y furia
y estar fuera de todo, casi siempre
y que además no importe.

miércoles, marzo 05, 2014

De lo simple

Las cosas más simples develan
la profundidad de una angustia.
Un silencio,
una llave mal colocada, los pasos
las palabras justas,
la actuación adecuada.
El modo de irse,
el modo de ocultarse,
de evadir un tema.
El modo de nombrar lo que no está.
El modo de apaciguar lo que se sueña.
El modo de sedarse a diario, con novelas.
El modo de eludir a toda costa la compañía.
El modo de rellenar cada espacio de aire hueco.
En cosas aún más simples
damos grado mayor a la angustia.
Se perciben, pero jamás se dicen.
Se espera, pacientemente,
 a que revienten por una arteria.

miércoles, diciembre 25, 2013

madrugada

Amar el olor de las madrugadas de verano
esa brisa, como traída de la montaña
con olor a tierra, a tronco leñoso, a roca,
a algún lugar lejano de todas estas torres
un dejo de jazmín también, un soplo dulce.
Horas de trabajo nocturno ayudan a encontrar belleza,
aunque no lo creyera posible.

lunes, diciembre 02, 2013

desmemorias

mi cabeza almacena los detalles efímeros de lo apasionante
y deja de lado los troncos leñosos
que serían sostén al que aferrarme
no dejaré a la memoria añejarse;
no volveré a la temporada de mariposas
el mundo se veía hermoso
pero tan lento en su forma de llegar
las desmemorias hechas de a trazos
los juegos de infancia olvidados
las calles viejas del barrio cuya geografía es ya otra

no volveré a la temporada de sol
hoy el aire helado es ráfaga en mi cara
y me desvivo por aferrarme a las hojas que se van.

Pero el sol está ahí,
las mariposas no me necesitan para sobrevivir al otoño

Escribiré incansablemente
tantas historias como
sea necesario escribir
para sentirme propia
carne en mi cuerpo
y puro verbo
transfigurado en poesía.


jueves, mayo 30, 2013

(in) definiciones

En el intento por definirnos creamos las palabras
yo busco palabras
yo busco definirme continuamente.
Mi lucha es esa, ser una espiral indefinible.
Que las contradicciones y las posibilidades luchen por la existencia.
Que mi poesía no sea sólo

traducción de los segundos.

miércoles, mayo 08, 2013

tejido cotidiano

la telaraña del cotidiano
está tendida y dispuesta
otra vez más
para los fracasos y las esperanzas

se irán colando las gotas
por entre sus espacios
como palabras no dichas
pero que allí estuvieron

otras quedarán adheridas
mojando cada hilo lentamente
ablandándolo
hasta cortarlo

algún que otro insecto quedará atrapado
presa de mis dientes y mis aguijones.
le haré sentir el dolor
que yo siento al tejer cada día.

Lo almorzaré sin pena
lo vomitaré al atarceder,
lloraré por la noche su deceso

Al día siguiente,
un recuerdo seco que se cae
cuando se vuelve a tender la tela
al amanecer

Tela adherente de lo cotidiano
se guarda y se lleva a un nuevo día
lleno de esperanzas y lleno de fracasos

Cruda telaraña del día
hacer y rehacer a cada paso
cada día
para cargarlo.